Acciones municipales
Resiliencia urbana

RESPUESTA CORTA

La Resiliencia es un concepto que, aplicado a las ciudades, consiste en que éstas tengan la capacidad para prepararse, resistir y recuperarse frente a una crisis. En ese sentido, cuando hablamos de Resiliencia Urbana, nos referirnos a las medidas que adoptan las ciudades para hacer frente al cambio climático y a desastres naturales, de forma que se puede garantizar la protección de sus habitantes, sus bienes y el mantenimiento funcional de los sistemas urbanos. Para ello el Ayuntamiento desarrolla acciones como:

  • Identificar infraestructuras vulnerables
  • Promover infraestructuras verdes
  • Promover soluciones de adaptación basadas en la naturaleza
  • Impulsar políticas de adaptación al cambio climático

RESPUESTA LARGA

Para entender mejor la Resiliencia Urbana dentro del contexto del Cambio Climático, revisamos los términos adaptación y mitigación que ya han sido ampliamente difundidos. La adaptación al cambio climático implica el ajuste de los sistemas humanos y naturales frente a nuevos escenarios climáticos a fin de reducir su vulnerabilidad; mientras que la mitigación queda vinculada a las políticas y recursos dedicados a limitar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar los sumideros de estos.

Actualmente, a estos términos se le suma el de resiliencia, que hace referencia a la «capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido».

Cuando esta definición se utiliza en un contexto urbano y en relación con el cambio climático, solemos hablar de las medidas que adoptan las ciudades para hacer frente a este fenómeno, de forma que se puede garantizar la protección de sus habitantes, sus bienes y el mantenimiento de la funcionalidad de los sistemas urbanos en caso de eventos climáticos extremos o desastres naturales, entre otros fenómenos.

Para ello, el Ayuntamiento de Bilbao desarrolla acciones como:

Objetivos y acciones

  • Identificar y monitorizar las infraestructuras de transporte vulnerables para detectar necesidades de redimensionamiento y mantenimiento.
  • Impulsar la innovación en el diseño de soluciones para aumentar la resiliencia de las infraestructuras de la ciudad.
  • Promover infraestructuras verdes y soluciones basadas en la naturaleza como medidas de adaptación al cambio climático y sostenibilidad urbana.
  • Impulso en el ámbito municipal de políticas y medidas de adaptación al cambio climático

Estas acciones tienen como objetivo reducir víctimas humanas, y preservar la flora y la fauna que nos rodea, como lo muestran las estadísticas sobre las mejoras que en los últimos años han experimentado las infraestructuras y los sistemas de alerta previa.

El Ayuntamiento de Bilbao, consciente de los problemas causados por el cambio climático, se ha sumado a varios proyectos europeos de adaptación al cambio climático:

  • RAMSES, un proyecto que ha permitido la identificación de los peligros y vulnerabilidades locales, concretados en la amenaza de inundaciones, la contaminación atmosférica, el aumento del nivel del mar y las olas de calor.
  • RESIN, una iniciativa que trata de dar solución a los problemas anteriores, planteando la adopción de medidas como la construcción de tanques de tormentas y protección frente a las inundaciones en áreas como Zorrozaurre.

Tu opinión nos importa

Seguro que tienes ideas o consejos útiles para poner en práctica.
¡envianoslos y ayudanos a mejorar!