Cómo afecta el cambio climático a
La economía

¿Qué efecto tiene el cambio climático sobre la economía?

Analicemos las consecuencias económicas del cambio climático y su impacto. Piensa por ejemplo en el incremento en el gasto sanitario que puede suponer la atención derivada de la contaminación del aire.

En 2006, el Ministerio de Hacienda de Reino Unido encargó al economista Sir Nicholas Stern la elaboración de un informe que estimara el coste del cambio climático en la economía. Una de las principales conclusiones fue que «[…] si no actuamos, el coste y riesgo total del cambio climático equivaldrá a la pérdida de un mínimo del 5% anual del PIB global, de ahora en adelante. Teniendo en cuenta una gama de riesgos y consecuencias más amplios, los cálculos de los daños que se producirían aumentarían a un mínimo del 20% del PIB»

Y esto ¿qué repercusión tiene en tu economía diaria? Numerosos estudios relacionan el aumento de la temperatura con una menor productividad laboral, eficacia o número de horas trabajadas, especialmente si trabajas a la intemperie, lo que podría conllevar una disminución de ingresos. A esta situación, añádele el necesario incremento en el gasto energético para adecuar las edificaciones a las nuevas condiciones ambientales.

Piensa también, por ejemplo, en tu cesta de la compra. ¿De dónde procede lo que consumes habitualmente? ¿Cómo afectaría el cambio climático a su producción? ¿Podría incrementarse el precio del pan si los cultivos de trigo se perdieran o redujeran a consecuencia de sequías sucesivas?

Pongamos que de vez en cuando te gusta disfrutar de una copa de vino ¿sabías que el cambio climático está transformando la distribución de los viñedos haciendo que se desplacen hacia el norte? De hecho, el sur de Reino Unido ya está perfilándose como un serio competidor vitivinícola.

¿Y qué piensa sobre la progresiva acidificación del mar resultado de las altas concentraciones de CO2 en la atmósfera? Esta modificación en las condiciones del agua del mar, junto con el aumento de la temperatura (un aumento de 0,5 ºC – 0,7 ºC por década en el Cantábrico) y los cambios que también se están experimentando en la dinámica de las olas (aumento de hasta 0,8 cm/año en el oleaje más intenso), afectarán muy posiblemente a las capturas pesqueras, poniendo en peligro miles de puestos de trabajo, hipotecando igualmente la viabilidad de atractivos turísticos como la gastronomía que atraen a día de hoy a miles de turistas.

Tu opinión nos importa

Seguro que tienes ideas o consejos útiles para poner en práctica.
¡envianoslos y ayudanos a mejorar!